Miércoles, 11 Abril 2018 19:55

La formación inicial de profesores, la ley 20.903 y la obligación de las Universidades de acreditar sus carreras pedagógicas

Escrito por

Uno de los elementos clave para elevar los estándares de la calidad en educación – y en la Formación Inicial Docente (FID) - es tener profesores mejor preparados. Así, entre los problemas más frecuentes en la FID están los vinculados con la baja valoración social del profesor, la insuficiente atención del currículo a conocimientos disciplinarios, la relación fragmentada entre la formación pedagógica y disciplinar, la falta de evaluaciones sistemáticas para asegurar el logro de aprendizajes y la escasa vinculación entre instituciones formativas y centros de prácticas.

A estos aspectos recurrentes de todo diagnóstico que se precie de serio, deben sumarse particularidades propias de la Región de Los Lagos. En los últimos años se evidencia una caída sistemática en la matrícula de carreras pedagógicas en la Región, pese a que existen proyecciones que indican que en los próximos años habrá un déficit de horas de docencia sugiriendo la necesidad de un aumento en la cantidad de estudiantes de pedagogía. Considerando lo anterior, la Universidad de Los Lagos ha decidido asumir los desafíos que la ley 20.903 considera para las carreras pedagógicas en virtud de que resulta obligatorio – al igual que en el área de salud – acreditar las carreras ante la Comisión Nacional de Acreditación (CNA).


La Universidad de Los Lagos mantiene de forma permanente una oferta de carreras pedagógicas en sintonía con las necesidades y demandas de la sociedad regional y nacional, constituyéndose ésta en un área de desarrollo estratégico clave no solo para la Institución, sino que también para la región Sur Austral. Hoy las carreras de pedagogía que representan el 32% de la matrícula total de los alumnos de pregrado PSU de la Institución.


Hoy las carreras pedagógicas tienen dos compromisos ineludibles. El primero, con la ley 20.129, artículo 27 bis, el que contempla que las carreras pedagógicas deben realizar Evaluaciones diagnósticas tanto de entrada como cuando están los estudiantes a un año de egresar de sus respetivos programas. Y en relación a los criterios CNA que deben cumplir – en virtud de la ley 20.903 – y que comprometen criterios de calidad vinculados a criterios tales como propósitos de la carrera, perfil de egreso, autorregulación, plan de estudios, proceso de enseñanza y aprendizaje, vinculación con el medio, investigación solo por nombrar algunos.


Finalmente, la Ulagos a través de su Escuela de Pedagogía ha ido cumpliendo sistemáticamente con este compromiso con cada una de sus carreras pedagógicas y, al mismo tiempo, cambiar la cultura interna hacia un proceso en pos del aseguramiento de la calidad y de la mejora continua.