Presentación

Presentación (6)

Jueves, 21 Junio 2012 14:51

Quiénes somos

Misión

Para contribuir a la región y al país, la Escuela de Pedagogía de la Universidad de Los Lagos tiene como misión la formación de profesores de excelencia a través de la gestión y administración de carreras pedagógicas con altos estándares de calidad. Para ello desarrolla docencia universitaria, evaluación y monitoreo de los procesos de enseñanza y aprendizaje, coordinación con el medio a través de redes con establecimientos de enseñanza, y la investigación en innovación curricular y didácticas específicas para el mejoramiento continuo del currículum.

 

Visión

La Escuela de Pedagogía de la Universidad de Los Lagos espera constituirse en un referente regional de calidad, capaz de integrar y articular los saberes pedagógicos y disciplinarios que garanticen la formación de profesionales de la educación que atiendan la diversidad social y cultural de los estudiantes, contribuyan a la democratización del conocimiento y mejoren los aprendizajes en contextos de creciente complejidad.

 

Funciones  de la Escuela de Pedagogía

En el Decreto Universitario DU 2764 se establece que los principales objetivos de la Escuela son:

  1. Gestionar el currículum de formación de profesores/as.
  2. Administrar la docencia  de pregrado y el perfeccionamiento docente de acuerdo a las necesidades de las carreras adscritas y de la escuela como un todo.
  3. Administrar los recursos de las carreras pedagógicas adscritas a ella.
  4. Propiciar la realización de proyectos de desarrollo académico inherentes al fortalecimiento de las carreras pedagógicas.
  5. Articular las actividades académicas que demande la formación de profesores/as.
  6. Incentivar y asegurar la colaboración y el trabajo académico inter y transdiciplinar en el ámbito de la docencia, con  los departamentos que sustentan el desarrollo de las disciplinas.
  7. Vincular la formación profesional con los requerimientos propios del medio sociolaboral, contribuyendo a la actualización permanente del currículum de formación de profesores/as inherentes a las carreras pedagógicas adscritas a la Escuela.
  8. Desarrollar políticas y procedimientos de aseguramiento de la calidad con  miras a la acreditación de las carreras pedagógicas.
  9. Articular la constitución de redes con organismos públicos y privados, que favorezcan el desarrollo de prácticas tempranas, progresivas y profesionales.
  10. Establecer vacantes y promover el ingreso de estudiantes talentosos a las Carreras Pedagógicas.
Jueves, 21 Junio 2012 14:50

Plan de Desarrollo y Reglamentos

Para conocimiento de toda la comunidad universitaria se adjunta diferentes documentos (Reglamentos y Decretos Universitarios) relacionados con la Escuela de Pedagogía, estos son.

 

1.- Plan de Desarrollo Escuela de Pedagogía. Universidad de Los Lagos 2012 – 2013

PLAN DE DESARROLLO ESCUELA PEDAGOGIA ULAGOS

 

2.- D.U. 2114 del 01 de Junio de 2011. Creación de la Escuela de Pedagogía de la Universidad de Los Lagos.

DESCARGA D.U. 2114

 

3.- D.U. 2764 del 09 de septiembre de 2011. Aprueba Reglamento Escuela de Pedagogía.

DESCARGAR D.U. 2764

 

4.- D.U. 2004 del 05 de Julio de 2012. Traspaso de Carreras Pedagógicas a la Escuela de Pedagogía.

DESCARGA D.U. 2004

 

5.-D.U. 1737 del 19 de junio del 2012. Destinación de Académicos a la Escuela de Pedagogía.

DESCARGAR D.U. 1737

 

6.- D.U. 2923 del 30 de septiembre del 2011. Destinación Jefes de Carrera Escuela de Pedagogía.

DESCARGAR D.U. 2923

 

7.- D.U. 3064 del 02 de Octubre de 2012. Funcionamiento del Consejo Consultivo Disciplinar de la Escuela de Pedagogía

DESCARGAR D.U. 3064

 

8.- D.U. 3121 del 03 de Octubre de 2012. Aprueba Estructura Organizacional de la(s) Escuela (s) de Pedagogía 

DESCARGAR D.U. 3121

 

9.- D.U. 3122 del 03 de Octubre de 2012. Destinación a Escuela de Pedagogía y Rectifica D.U. 1737 del 19 de junio de 2012.-

DESCARGAR D.U. 3122 

 

Archivos de apoyo docente y estudiantil
ESCUELA DE PEDAGOGÍA 

Documentos Word
Portada de Trabajos
Hoja Institucional carta
Hoja Institucional Oficio

Presentaciones PPT

Presentación 1
Presentación 2
Presentación 3
Presentación 4
Presentación 5
Presentación 6

Citas


 

 

 

Viernes, 26 Mayo 2017 14:28

Historia

Antecedentes sobre la Fundación de la Escuela de Pedagogía

 

Desde sus inicios, en el año 1964 como sede de la Universidad de Chile en Osorno, la Universidad de Los Lagos ha mantenido una tradición en la formación de profesores. Luego, desde 1993, cuando se constituyó en Universidad de Los Lagos, profundizó su desarrollo de carreras pedagógicas para cubrir las necesidades regionales, tanto en el Campus Osorno como en Puerto Montt (Ver Tabla 1).

 

Carreras pedagógicas según año de inicio y Campus donde se imparten 

Inicio Actividades Campus Nombre

1973

 Osorno

Ped. en Ed. Física

1975

 Osorno

Ped. en Historia y Geografía

1982

 Osorno

Ed. General Básica

1982

 Osorno

Ed. Parvularia

1988

 Osorno

Ped. en Matemática y Comp.

1992

 Osorno

Psicopedagogía

1994

 Osorno

Ped. en Inglés y Traducción

2001

 Osorno

Ped. en Lengua Castellana y Com.

2003

 Osorno

Ed. Diferencial

2010

 Osorno

EGB Cs. de la Naturaleza

2010

 Osorno

EGB Matemáticas

2011

 Osorno

Ped. en Biología y Química

2003

 Puerto Montt

Ped. en Artes

2005

 Puerto Montt

Ed. General Básica Inglés

2005

 Puerto Montt

Ped. en Ed. Física (PM)

 

Esta tradición se vio reforzada el año 1998 con el proyecto institucional de Formación Inicial de Profesores para Aprender a Vivir, Aprender a Conocer (FFID),  mediante el cual se reformuló el plan de estudios de varias de las actuales Pedagogías. La finalidad curricular de este proyecto se centró  en replantearse el modelo centrado en las asignaturas para dar paso a la organización de núcleos temáticos de contenido y de didáctica, rediseñando los enfoques curriculares, implementando prácticas tempranas, entre otros aspectos. Se buscaba entonces corregir las deficiencias de entrada de los alumnos que ingresan a nuestra Universidad. La reprobación en los núcleos resultó ser muy alta, lo que indicaba que los estudiantes alcanzaban a cubrir limitados objetivos de los programas de estudio en su formación, constituyéndose de esta forma, en un factor determinante de la dificultad académica. La propuesta de solución  fue cambiar las formas didácticas y de contenido, mediante el diseño de un programa curricular renovado.

Desde el 2003 se diseñaron e implementaron en la Universidad programas de competencias transversales, creándose el CTRAP (competencias Transversales para el Aprendizaje), CTI (competencias Transversales para el idioma inglés), Competencias básicas TIC’s. Además se creó el Programa de Formación General, con una oferta de cursos fuertemente vinculados a la misión institucional, que en la perspectiva de aportar a una formación integral, conecta al estudiante con la realidad regional. La instalación progresiva de estos programas ha significado que recién desde el 2010 se fueran incorporando  a las carreras pedagógicas.

Desde el mismo periodo, se instalan diversos dispositivos de apoyo a la docencia y a los procesos de aprendizaje. Tal es el caso de la Biblioteca Pablo Neruda, organizada bajo estanterías abiertas, el Centro de Recursos para el Aprendizaje (CREA), Gimnasio, Aula Magna, entre otros.

Cabe destacar que desde el 2004 la Universidad se adjudicó cuatro proyectos Mecesup para el rediseño curricular basado en un enfoque por competencias para carreras pedagógicas. Se trata de:

  1. Proyecto en red UPA0406 que rediseño la carrera de Pedagogía Básica y el Proyecto UAP0807 que implementó la nueva malla curricular generando las carreras Pedagogía Básica Mención Matemática y mención Ciencias Naturales, que viene implementando desde el 2010 una nueva estructura curricular.
  2. Proyecto ULA0608 Pedagogía Media en Matemática y Computación, la cual se empezó a implementar el año 2011; 
  3. Proyecto ULA0808 Educación Parvularia.
  4. Proyecto en la red UMC0602 que permitió diseñar un sistema integral de monitoreo y evaluación de desempeño docente en titulados de Educación Parvularia, Básica y Diferencial, para el mejoramiento continuo del proceso de formación docente inicial. Actualmente, éste es la base para el sistema de seguimiento de egresados que se instalará en la Universidad para todas las carreras.

Adicionalmente  ha impulsado el proyecto ULA0703 de mejoramiento docente, el que ha permitido desarrollar recientemente la Unidad de Desarrollo Docente  y Curricular –UDEDOC-. Éstas permitirán promover innovaciones en docencia Universitaria (didácticas, metodológicas, evaluativas, etc) y profundizar los procesos de rediseño curricular en todas las carreras de la Universidad.

Finalmente cabe destacar que durante el 2010 se generó una Comisión[1] para desarrollar una propuesta de creación y funcionamiento de la Escuela de Pedagogía que fue las bases para el actual desarrollo de esta nueva institucionalidad.



[1] Juan Luis Carter Beltrán, Vicerrector Académico –  Paola Norambuena, Jefa de Carrera de Pedagogía en Historia y Geografía (Depto de Ciencias Sociales) –   Mariela Casas Secretaria Académica del Depto de Educación –  Rita Rivera Consejera del Depto de Educación – Carmen Gloria Saéz de la Carrera de Pedagogía en Inglés y Traducción, Depto de Humanidades y Artes – Sergio Ávila, Jefe de Carrera de Pedagogía en Educación Física, Depto de Cs. de la Educación Física -Jorge Zepeda por el Depto de Humanidades y Artes –  Rodrigo Lagos Consejero del Depto de Educación – Pedro Heinz, Profesional de la Dirección de Docencia –  Pedro Fuenzalida, Jefe de Carrera de Pedagogía en Artes, Depto de Gobierno y Empresa, Puerto Montt

Jueves, 21 Junio 2012 14:27

Docentes

Cuerpo docente dependiente de la Escuela de Pedagogía

Nombre Fono
1 Adams Monsalve, Marcia (64)33 3403
2 Avila, Sergio (64)33 3196
3 Castillo, María Angelica (64)33 3126
4 Cruzat, Marcela (64)33 3147
5 Elzel Castro, Luisa (64)33 3122
6 Gallardo Fuentes, Francisco (64)33 3132
7 Gallardo, Monica (64)33 3382
8 Monsalve Sanhueza, Esther (64)33 3281
9 Moreno Smith, Gladys (64)33 3144
10 Muñoz Muñoz, Sonia (64)33 3444
11 Navarrete S. Amanda (64)33 3278
12 Norambuena, Paola (64)33 3405
13 Nuñez Romero, Francisco (64)33 3406
14 Ortiz Ruiz, Yorka (64)33 3121
15 Oyarzún O. Nelsón (64)33 3294
16 Oyarzún, Carlos (64)33 3293
17 Pavie Nova, Alex (64)33 3138
18 Peña, Victor Hugo  
19 Pino Villalobos, Cecilia  (64)33 3312
20 Risco del Valle, Eduardo (64)33 3135
21 Rodriguez, Susana (64)33 3154
22 Soto J. Carmen (64)33 3536
Jueves, 21 Junio 2012 13:23

Bienvenida

Alex Pavie

Dr. Alex Pavié

Director Escuela de Pedagogía

 

La Escuela de Pedagogía de la Universidad de Los Lagos tiene como una de sus principales iniciativas para este año el poder reforzar los procedimientos que definen una mejor formación inicial docente. Para lo anterior hemos establecido una serie de compromisos con el medio educativo lo cuál nos permitirá reflexionar y mejorar en forma permanente sobre nuestros proceso internos y cómo nos vinculamos con el medio. El primero de ellos es el de fomentar en nuestros egresados de las carreras pedagógicas la idea del Liderazgo docente.

Aunque sea un poco evidente, creemos necesario señalar que el éxito de la acción docente viene acompañado de fracasos y de errores surgidos en el afán por mejorar su propio aprendizaje (de cómo guiar una buena clase) en función de su práctica docente. Algunas ideas pasan por tener claro que todos estos profesores tuvieron necesariamente que pasar por un periodo de construcción y comprensión de cómo mejorar la calidad de los aprendizajes de sus estudiantes. Si les ha ido bien es porque han debido aprender de sus propios errores en la práctica y tener siempre presente lo que no funciona en las aulas.

Ahora, como no siempre se puede enseñar a los mejores alumnos, el profesor debe estar preparado para desempañarse en un entorno donde existe un tipo de estudiante que cada vez se muestra más diverso y que, además, no tiene la obligación de tener especial interés por estar en la clase o por los contenidos que contempla la enseñanza de una asignatura en particular. Incluso podemos encontrar situaciones tan diversas en donde no se hacen bien las cosas como, por ejemplo, cuando el profesor conociendo las mejores estrategias de enseñanza no las aplica en su clase porque, simplemente, ha tenido un mal día; o que el conocimiento erudito de la materia no garantiza en el docente su calidad profesional.

Consideramos que el desarrollo de una buena práctica docente está “condicionado” al menos por un pequeño pero significativo grupo de competencias profesionales docentes esenciales para la profesión. La primera dice relación con que un profesor nunca va a tener un éxito de trascendencia si trabaja solo, en este ámbito el trabajo en equipo es fundamental, acción que implica comentar con otros colegas sus logros o lo que no funciona en clase, compartir experiencias exitosas o saber lo que hacen otros profesores en la misma área, participar en planificaciones conjuntas de unidades y actividades, establecer redes de profesores, etc. También se presenta como una competencia fundamental la que tiene que ver con el aspecto ético y con el compromiso. Los profesores que han sido evaluados como destacados en su labor profesional sostienen que hacer bien su trabajo era casi un imperativo moral y que se sentían comprometidos con sus estudiantes, con la organización educativa, con los padres y, por

La Escuela de Pedagogía de la Universidad de Los Lagos tiene como una de sus principales iniciativas para este año el poder reforzar los procedimientos que definen una mejor formación inicial docente. Para lo anterior hemos establecido una serie de compromisos con el medio educativo lo cuál nos permitirá reflexionar y mejorar en forma permanente sobre nuestros proceso internos y cómo nos vinculamos con el medio. El primero de ellos es el de fomentar en nuestros egresados de las carreras pedagógicas la idea del Liderazgo docente.

Aunque sea un poco evidente, creemos necesario señalar que el éxito de la acción docente viene acompañado de fracasos y de errores surgidos en el afán por mejorar su propio aprendizaje (de cómo guiar una buena clase) en función de su práctica docente. Algunas ideas pasan por tener claro que todos estos profesores tuvieron necesariamente que pasar por un periodo de construcción y comprensión de cómo mejorar la calidad de los aprendizajes de sus estudiantes. Si les ha ido bien es porque han debido aprender de sus propios errores en la práctica y tener siempre presente lo que no funciona en las aulas.

Ahora, como no siempre se puede enseñar a los mejores alumnos, el profesor debe estar preparado para desempañarse en un entorno donde existe un tipo de estudiante que cada vez se muestra más diverso y que, además, no tiene la obligación de tener especial interés por estar en la clase o por los contenidos que contempla la enseñanza de una asignatura en particular. Incluso podemos encontrar situaciones tan diversas en donde no se hacen bien las cosas como, por ejemplo, cuando el profesor conociendo las mejores estrategias de enseñanza no las aplica en su clase porque, simplemente, ha tenido un mal día; o que el conocimiento erudito de la materia no garantiza en el docente su calidad profesional.

Consideramos que el desarrollo de una buena práctica docente está “condicionado” al menos por un pequeño pero significativo grupo de competencias profesionales docentes esenciales para la profesión. La primera dice relación con que un profesor nunca va a tener un éxito de trascendencia si trabaja solo, en este ámbito el trabajo en equipo es fundamental, acción que implica comentar con otros colegas sus logros o lo que no funciona en clase, compartir experiencias exitosas o saber lo que hacen otros profesores en la misma área, participar en planificaciones conjuntas de unidades y actividades, establecer redes de profesores, etc. También se presenta como una competencia fundamental la que tiene que ver con el aspecto ético y con el compromiso. Los profesores que han sido evaluados como destacados en su labor profesional sostienen que hacer bien su trabajo era casi un imperativo moral y que se sentían comprometidos con sus estudiantes, con la organización educativa, con los padres y, por cierto, con ellos mismos. Y otras competencias profesionales a destacar están ligadas con la perseverancia y con la capacidad de aprender permanentemente, ya que esta inquietud por conocer bien lo que enseñarán necesariamente tendrá como consecuencia un trabajo en el aula que tenga un resultado de excelencia.

El proceso de enseñanza y aprendizaje de una disciplina en particular tiene una lógica bastante clara en su “puesta en escena”, que los buenos profesores respetan conscientemente. Dicha lógica parte de una base sólida de conocimiento de la materia por parte del profesor y llega hasta el proceso de evaluación de los objetivos elementales del aprendizaje.También, en la medida de lo posible, entablar relaciones entre la asignatura en cuestión y otros sectores. Y en cuanto al conocimiento reiteramos la idea que no necesariamente es buen profesor el que sabe o conoce muy bien los contenidos, ya que puede carecer de otras competencias profesionales y docentes como las nombradas anteriormente.

También es necesario, dentro de este contexto, que los profesores utilicen lo que han aprendido de su propio trabajo para desarrollar técnicas propias que faciliten a los alumnos dar lo mejor de sí y que reconozcan sus propias capacidades para construir aprendizajes y, de esta manera, abandone el discente el rol de receptor pasivo de la información del sector de turno. Esto implica un esfuerzo y compromiso adicional del profesor, quién hace el intento por conocer y entender (aunque sea por intuición) cómo aprenden sus alumnos, para luego saber qué estrategias y/o técnicas son las más adecuadas de aplicar para esta mejora en el aprendizaje. Además, deben ser capaces de trasmitirle al estudiante esa pertinencia y utilidad para la vida que tienen los aprendizajes.

Estas ideas son las que nos mueven como Escuela de Pedagogía y,sin duda, es una gran desafío, porque Chile necesita nuevos profesores con competencias profesionales del más alto nivel.

Lunes, 15 Mayo 2017 22:10

Bienvenida

La Escuela de Pedagogía de la Universidad de Los Lagos tiene como una de sus principales iniciativas para este año el poder reforzar los procedimientos que definen una mejor formación inicial docente. Para lo anterior hemos establecido una serie de compromisos con el medio educativo lo cuál nos permitirá reflexionar y mejorar en forma permanente sobre nuestros proceso internos y cómo nos vinculamos con el medio. El primero de ellos es el de fomentar en nuestros egresados de las carreras pedagógicas la idea del Liderazgo docente.

Aunque sea un poco evidente, creemos necesario señalar que el éxito de la acción docente viene acompañado de fracasos y de errores surgidos en el afán por mejorar su propio aprendizaje (de cómo guiar una buena clase) en función de su práctica docente. Algunas ideas pasan por tener claro que todos estos profesores tuvieron necesariamente que pasar por un periodo de construcción y comprensión de cómo mejorar la calidad de los aprendizajes de sus estudiantes. Si les ha ido bien es porque han debido aprender de sus propios errores en la práctica y tener siempre presente lo que no funciona en las aulas.

Ahora, como no siempre se puede enseñar a los mejores alumnos, el profesor debe estar preparado para desempañarse en un entorno donde existe un tipo de estudiante que cada vez se muestra más diverso y que, además, no tiene la obligación de tener especial interés por estar en la clase o por los contenidos que contempla la enseñanza de una asignatura en particular. Incluso podemos encontrar situaciones tan diversas en donde no se hacen bien las cosas como, por ejemplo, cuando el profesor conociendo las mejores estrategias de enseñanza no las aplica en su clase porque, simplemente, ha tenido un mal día; o que el conocimiento erudito de la materia no garantiza en el docente su calidad profesional.

Consideramos que el desarrollo de una buena práctica docente está “condicionado” al menos por un pequeño pero significativo grupo de competencias profesionales docentes esenciales para la profesión. La primera dice relación con que un profesor nunca va a tener un éxito de trascendencia si trabaja solo, en este ámbito el trabajo en equipo es fundamental, acción que implica comentar con otros colegas sus logros o lo que no funciona en clase, compartir experiencias exitosas o saber lo que hacen otros profesores en la misma área, participar en planificaciones conjuntas de unidades y actividades, establecer redes de profesores, etc. También se presenta como una competencia fundamental la que tiene que ver con el aspecto ético y con el compromiso. Los profesores que han sido evaluados como destacados en su labor profesional sostienen que hacer bien su trabajo era casi un imperativo moral y que se sentían comprometidos con sus estudiantes, con la organización educativa, con los padres y, por cierto, con ellos mismos. Y otras competencias profesionales a destacar están ligadas con la perseverancia y con la capacidad de aprender permanentemente, ya que esta inquietud por conocer bien lo que enseñarán necesariamente tendrá como consecuencia un trabajo en el aula que tenga un resultado de excelencia.

El proceso de enseñanza y aprendizaje de una disciplina en particular tiene una lógica bastante clara en su “puesta en escena”, que los buenos profesores respetan conscientemente. Dicha lógica parte de una base sólida de conocimiento de la materia por parte del profesor y llega hasta el proceso de evaluación de los objetivos elementales del aprendizaje.También, en la medida de lo posible, entablar relaciones entre la asignatura en cuestión y otros sectores. Y en cuanto al conocimiento reiteramos la idea que no necesariamente es buen profesor el que sabe o conoce muy bien los contenidos, ya que puede carecer de otras competencias profesionales y docentes como las nombradas anteriormente.

También es necesario, dentro de este contexto, que los profesores utilicen lo que han aprendido de su propio trabajo para desarrollar técnicas propias que faciliten a los alumnos dar lo mejor de sí y que reconozcan sus propias capacidades para construir aprendizajes y, de esta manera, abandone el discente el rol de receptor pasivo de la información del sector de turno. Esto implica un esfuerzo y compromiso adicional del profesor, quién hace el intento por conocer y entender (aunque sea por intuición) cómo aprenden sus alumnos, para luego saber qué estrategias y/o técnicas son las más adecuadas de aplicar para esta mejora en el aprendizaje. Además, deben ser capaces de trasmitirle al estudiante esa pertinencia y utilidad para la vida que tienen los aprendizajes.

Estas ideas son las que nos mueven como Escuela de Pedagogía y,sin duda, es una gran desafío, porque Chile necesita nuevos profesores con competencias profesionales del más alto nivel.